En AEI- Arquitectura e Interiores tuvimos la dicha de obtener la Certificación LEED nivel GOLD en el proyecto del Edificio Torre Calle 100, alcanzando 71 puntos bajo la categoría Core and Shell versión 3. Esto lo posiciona dentro del TOP 15% de los proyectos certificados en el mundo.

El edificio cuenta con más de 21.000 m2 de oficinas con la capacidad de albergar a cerca de 1700 usuarios, además de un local comercial. Dentro de las métricas importantes encontramos que la edificación cuenta con una optimización del desempeño energético del 32%, gracias a la utilización de equipos de ventilación y acondicionamiento innovadores, tecnologías eficientes de iluminación y sistemas de control que permiten responder en tiempo real a la ocupación de la edificación. Adicionalmente, la fachada del edificio fue diseñada con atributos bioclimáticos que permiten aprovechar la luz solar y las corrientes de ventilación para aumentar el confort de sus ocupantes.

Por otro lado, Torre Calle 100 admite una reducción de 62,93% en el consumo de agua potable. Esto gracias a la implementación de aparatos hidrosanitarios eficientes, junto a un sistema de tratamiento y recuperación de aguas lluvias, los cuales permiten cubrir gran parte de la demanda de este recurso. Cabe mencionar que estos sistemas implican un retorno sobre la inversión acelerado, teniendo en cuenta los altos costos del agua en la ciudad de Bogotá.

La distribución arquitectónica, incluyendo el diseño interior de las unidades comerciables, permite tener vista hacia el exterior del edificio hasta un 96,54% del área regularmente ocupada. Esto promueve la democratización de las visuales para la gran mayoría de los ocupantes del edificio, aumentando la productividad, salud y bienestar para estos, pues está demostrado que las visuales y la iluminación natural reducen el estrés y las incapacidades.

Así mismo, gracias al esfuerzo del equipo constructor, se alcanzaron otras métricas importantes a nivel ambiental: 1) Se logró una desviación del 98,79% de los residuos sólidos generados por la construcción de escombreras hacia sitios especializados en el reciclaje y recuperación; 2) Se disminuyo la huella de carbono derivada principalmente del transporte de materiales utilizados, ya que el 35,72% fueron locales, lo que a su vez ayudo a promover la economía.

BENEFICIOS DE LA CERTIFICACIÓN LEED PARA EDIFICIOS CORE AND SHELL

  • Implementar la Certificación LEED en edificios que alquilan o venden sus unidades interiores, como es el caso del edificio Torre Calle 100, contribuye a la valorización de los activos inmobiliarios gracias a que los arrendatarios o compradores asumen menores costos operacionales en servicios públicos, además de una gestión óptima de su mantenimiento. No obstante, en mercados donde hay gran oferta inmobiliaria, si bien en algunos casos no aumenta el valor del activo, su puesta en el mercado es mucho más rápida, es decir, se reduce el tiempo de su comercialización sea venta o alquiler, contribuyendo financieramente al proyecto.
  • Los Créditos de Línea Verde y Beneficios Tributarios: Arquitectura e Interiores, así como otros participantes del sector inmobiliario, tomaron la iniciativa en la implementación de estándares sostenibles hace algunos años debido a los diferentes beneficios que acarreaba dicha implementación. Como resultado toda la cadena de valor ha respondido exponencialmente, incluyendo a promotores, usuarios, diseñadores y últimamente al sector financiero y gubernamental. Por ejemplo, los bancos en proyectos que demuestren la implementación de estrategias sostenibles a través de una Certificación LEED o EDGE, como es el caso de la Torre Calle 100, pueden obtener un descuento en la tasa del crédito constructor, mejorando su balance financiero a través de los llamados créditos de línea verde. Por otro lado, los sistemas activos o pasivos enmarcados en la Ley 1715 que demuestren eficiencias más allá de las prácticas convencionales del mercado, pueden obtener beneficios desde la exclusión de IVA, hasta la reducción de aranceles y la posibilidad de contar con depreciación acelerada, entre otros.
  • Human-Focused Design: La noción inicial de la sostenibilidad ronda lo ambiental, sin embargo, los ejes social y económico también son importantes y cada vez toman mayor relevancia en el sector inmobiliario. Existen diversas estrategias que se pueden implementar en este tipo de edificaciones para promover la productividad, salud y bienestar de los usuarios de los proyectos. En consecuencia, parte del retorno sobre la inversión también se ve reflejado en la reducción del ausentismo que puede alcanzar el 10-34% de las condiciones existentes, el aumento de la productividad del personal entre el 4-6% y un aumento entre 7% a 12%  de velocidad en el procesamiento de llamadas para el caso de Call Centers. Adicionalmente, el reconocimiento Internacional de estas prácticas enfocadas en las personas, contribuyen a mejorar la retención, así como a la atracción del mejor talento humano.